30 de diciembre de 2020

Fuente:  European Journal of Preventive Cardiology

Este tema es muy importante y por eso decidimos compartirlo con ustedes porque nos pareció interesante este estudio publicado en una revista científica de cardiología.  Cuando consumimos demasiada azúcar, el exceso se convierte en grasa y se almacena. Este tejido graso que se localiza alrededor del corazón y en el abdomen libera sustancias químicas en el cuerpo que podrían ser perjudiciales para la salud. 

En un estudio de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, se examinaron tanto las bebidas endulzadas con azúcar (como los refrescos, los zumos de fruta y las bebidas energéticas) como el azúcar añadido a los alimentos y bebidas para endulzarlos (por ejemplo en el café, al cocinar o en alimentos procesados).  Los investigadores analizaron la asociación entre el consumo de azúcar a largo plazo y los depósitos de grasa alrededor del corazón y otros órganos.

Para realizar este estudio, se obtuvieron datos de 3.070 participantes sanos. El consumo de alimentos y bebidas se midió tres veces en un período de 20 años (1985 a 2005). Después de 25 años (en 2010) se realizaron tomografías para medir el volumen de grasa en el abdomen y alrededor del corazón.

Al analizar los datos, el equipo de investigación encontró relación entre la ingesta de azúcar (durante un período de 20 años) y el volumen de grasa acumulada medido posteriormente. El mayor consumo de bebidas azucaradas y azúcar añadido se relacionaba con mayores depósitos de grasa alrededor de los órganos, de forma escalonada.

A trabajar en reducir el consumo de azúcar, porque los efectos a largo plazo pueden ser perjudiciales para nuestra salud:

  • En lugar de agregarles azúcar a la avena o al cereal para endulzarlos, añade tu fruta favorita.
  • En lugar de escoger bebidas azucaradas, opta por bebidas de bajas calorías o sin azúcar. Mejor aún, bebe agua.
  • Para el postre, escoge una fruta, y no galletas ni masas.
  • Reduce la cantidad de azúcar que usas en las recetas de pasteles y galletas de dulce, o elimina el azúcar por completo reemplazándola por alguna fruta o edulcorante natural.
  • Presta atención a los condimentos como el kétchup y la salsa barbacoa, que pueden tener un alto contenido de azúcares, y opta por opciones con bajo contenido de azúcar, como la mostaza.
  • Lee las etiquetas de información nutricional de los alimentos y busca los menús de los restaurantes en Internet. Evita las opciones con mucho azúcar

Del Consultorio a la Mesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tus Productos
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda